En Nativics os hemos preparado este itinerario de 3 días para que podáis descubrir en familia la quinta ciudad española, con una población nada más y nada menos que de 700.000 habitantes y con más de 2.000 años de historia: Zaragoza. Pero, además de ser una ciudad llena de historia y cultura, Zaragoza es también una ciudad llena de vida, parques y zonas verdes que la convierten en un destino ideal para viajar con niños. Este plan incluye 2 noches de alojamiento en un hotel del centro de Zaragoza, las entradas al acuario fluvial más grande de Europa, algunas recomendaciones de restaurantes para ir con niños y un itinerario pensado al detalle para que, grandes y mayores, disfrutéis de esta ciudad. En esta ruta, visitaréis lugares de interés como la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, veréis las Murallas Romanas y pasaréis por el Puente de Piedra. Además, dispondréis de tiempo suficiente para pasear y divertiros en familia en el Parque Grande de Labordeta y en el Parque del Agua de la Expo, lugar en el que se encuentra el acuario fluvial más grande de Europa. 

++
desde
€111
por persona

¿Te interesa?

Realiza tu búsqueda y asegúrate ya el mejor precio.

Detalles de la experiencia

Guía de viaje de 3 días en Zaragoza en familia con entrada al acuario fluvial

Día 1:

Llegada a Zaragoza y primer contacto con la ciudad

Nada más llegar a Zaragoza, podéis aprovechar para conocer el Casco Antiguo de la Ciudad. La primera parada será la Muralla Romana y el Torreón de la Zuda, anexo a ella. Estas murallas, declaradas Bien de Interés Cultural, fueron construidas por los romanos, quienes otorgaron el nombre de Caesaragusta a la ciudad en honor a su fundador Caesar Augusto. Después del paso de los siglos y tras años de conquistas de visigodos, musulmanes y cristianos, este nombre derivó en el nombre que conocemos en la actualidad: Zaragoza. Por esta razón, creemos que es la mejor manera de iniciar vuestro viaje a Zaragoza. Además, justo a la izquierda de la muralla, se alza una gran torre. Es el Torreón de la Zuda, construido durante la invasión musulmana en el siglo VIII. Siguiendo hacia el río, encontraréis el Puente de Piedra, desde donde se ven unas vistas espectaculares a la ciudad, con el río Ebro y la Basílica del Pilar de fondo. Si vais al atardecer las vistas son aún más maravillosas. Cruzando este puente, a lo largo de él hay varios miradores y, al final del trayecto, está el Balcón de Lázaro, donde podréis sacar unas fotos en familia de lo más bonitas. Si queréis seguir haciendo fotos míticas, el Caballito de La Lonja es otro lugar histórico y el favorito de los niños para fotografiarse ya que para ello hay que subirse a los lomos de una escultura de caballo. Para acabar el día, podéis pasear por la Plaza del Pilar, eje neurálgico de la ciudad donde se encuentran los monumentos más importantes de la ciudad, como la Basílica del Pilar y la Catedral de Zaragoza, bares, restaurantes y tiendas de recuerdos. Sin duda alguna, es un lugar imprescindible para los zaragozanos y los turistas ya que alberga la Basílica de Nuestra Señora del Pilar y es donde se celebran las mayores fiestas y eventos de la capital aragonesa. Ya os adelantamos que no vais a poder parar de hacer fotos y vídeos… En sus alrededores venden los dulces típicos de la zona como son el adoquín o las frutas de chocolate. Seguro que a los niños y las niñas de la casa les encantará probarlos.

¿Qué verás hoy?

Día 2:

Descubriendo El Pilar y el Parque Grande Zaragoza en familia

Hoy visitaréis los monumentos más representativos de la ciudad. La primera visita será la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, una de las catedrales más grandes del mundo y cuya tradición cuenta que fue el primer templo mariano de la cristiandad. Ubicada en la Plaza del Pilar, el interior de esta basílica es de visita obligada y gratuita. Al entrar encontraréis la Santa Capilla, donde se halla la Patrona de la Hispanidad, de Zaragoza y de la Guardia Civil: la Virgen del Pilar. Llamada así porque se encuentra encima de un pilar que, en realidad, es de jaspe. Además de la Virgen su interior podréis encontrar diferentes obras de arte de Goya y pinturas del pintor Antonio González Velázquez, un retablo mayor elaborado en alabastro, así como otras sacristías y varias capillas más destinadas a Santa Ana, San José, San Antonio de Padua, San Braulio, San Agustín, Santa Rosario, San Pedro Arbués, San Lorenzo, San Joaquín y el apóstol Santiago. Como nota histórica, en las paredes están los misiles que se lanzaron durante la Guerra Civil y que no explotaron por lo que no consiguieron destruir la Basílica. Estos misiles dejaron algunos orificios en las paredes y el techo del templo. Hay que fijarse bien así que podéis jugar con los niños a encontrarlos. Una vez terminéis la visita, no os olvidéis de pasar por la pequeña tiendecita que hay en la salida. Allí venden las famosas cintas con la medida de la Virgen, como símbolo de protección de los enfermos y viajeros. De hecho, difícilmente no verás a un zaragozano sin esta cinta en el coche, la moto, el carrito del bebé…

Una vez vista la Pilarica, si queréis podéis subir a la Torre Mirador del Pilar. La entrada se compra en la Seo, justo al lado e incluye la visita a ambos monumentos por un precio modesto. La Torre Mirador del Pilar no tiene acceso desde el interior de la Basílica, sino que la entrada se hace desde uno de los lados del Pilar, concretamente en la torre de San Francisco de Borja. Desde allí, un ascensor de cristal panorámico os subirá 62 metros en unos 20 segundos. ¡A los niños les va a encantar! Eso sí, después deberéis hacer el resto de la subida (18 metros) por las escaleras en caracol. No te preocupes porque hay dos tramos donde parar a descansar antes de llegar al gran mirador acristalado, ubicado a 80 metros de altura y con unas vistas espectaculares de 360º a la ciudad, con el río Ebro a un lado y las cúpulas de la Basílica, al otro. 

Si llega la hora de comer, nuestra recomendación es que vayáis a la zona de Santa Marta o El Tubo, donde encontrarás diferentes restaurantes, bares y cafeterías. No son restaurantes con zona de parque infantil pero son tradicionales y perfectos para probar algunas de las tapas, pinchos y platos típicos de Zaragoza. Después de comer, un poco de ejercicio y juegos no vienen mal. En el Parque Grande no os faltarán paseos, entretenimiento y diversión. Este parque reúne a familias de zaragozanos y visitantes de toda España ya que es una zona verde en medio de la ciudad, famosa por sus fuentes que se iluminan al anochecer. Además, este parque tiene un tren que lo recorre y que les encanta a los más pequeños. Se trata del tren Chuchu, un trenecito de lo más animado con música infantil que da varias vueltas al recinto. El billete se compra en el mismo punto desde donde sale y es de lo más asequible. En los alrededores del Parque Grande encontraréis cafeterías, bares y restaurantes, por si os apetece picar o cenar algo. Si preferís cenar cerca del centro, allí encontraréis varios restaurantes con zona infantil para que los niños jueguen y los mayores podáis relajaros un poco.

¿Qué verás hoy?

Día 3:

Parque del Agua de la EXPO y acuario de Zaragoza

Este día vais a pasarlo en grande en el Parque de la Expo de Zaragoza. Construido en 2008, este complejo - junto a la llegada del AVE-  impulsó a la ciudad, convirtiéndola en un referente en la organización de eventos y congresos. Además, este parque forma parte de las vidas de los residentes de Zaragoza. Podéis ver familias y parejas paseando los domingos, niños jugando y amigos de todas las edades charlando. El recinto está formado por diferentes edificios de gran belleza y originalidad: la Torre del Agua, el Pabellón Puente y el Pabellón de España. Junto a él es donde se ubica el Parque del Agua de Luís Buñuel, el parque urbano más grande de Zaragoza con una gran zona verde que cuenta, asombrosamente, con una playa fluvial. En este parque de 120 hectáreas, podréis realizar gran variedad de actividades en familia, entre ellas, alquilar unas bicis, unos kayaks o unos cisnes para recorrer el parque por agua. ¡Tiene hasta un tren y un parque multiaventura! Aprovechad también para pasear por sus caminos botánicos, contemplar los jardines acuáticos y la noria-reloj solar.  


Para terminar el fin de semana, el plan que os proponemos incluye las entradas al Acuario de Zaragoza, el acuario fluvial más grande de Europa. Este acuario se ubica en el mismo recinto de la Expo y seguro que os encantará a toda la familia por sus enormes peces de río, nutrias, monos tití  y reptiles: arapaimas, siluros, tiburones malayos, pez globo de agua dulce, esturiones, pirañas, cocodrilos del Nilo, iguanas, tortugas, camaleones…¡Una visita de los más entretenida! Además, si se acerca la hora de comer, el acuario tiene un restaurante con terraza en la última planta. Abre todos los días del año y cuenta con menú diario, menú de festivos y menú para niños. 


¡Esperamos que disfrutéis de este fin de semana en Zaragoza en familia!





¿Qué verás hoy?

Actividades

Contacta con un experto

Si tienes alguna pregunta sobre esta experiencia, si quieres más detalles o si quieres personalizar tu viaje ¡no esperes más! Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a confeccionar tu viaje a medida.

Contacta con nosotros si necesitas añadir vuelos, coches de alquiler, traslados o eventos a tu viaje. Resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos a finalizar tu reserva.